Todos los pacientes deben estar informados sobre los diferentes tratamientos odontológicos. En Ara Dental nuestros profesionales te asesorarán sobre odontología general, la cual se encarga del tratamiento integral de las patologías bucodentales.

La mayor parte de los pacientes no acuden al dentista a menos que presenten algún tipo de dolor o molestia. No obstante, una vista al dentista cada seis meses junto con una adecuada higiene dental, podrá ahorrarte gran cantidad de molestias y dinero en tratamientos paliativos.

La mayor parte de los problemas dentales pueden solucionarse con tratamientos preventivos, siempre y cuando se respeten las visitas periódicas al odontólogo.

Los tratamientos más comunes son:

  • Endodoncia

    La endodoncia comienza por la eliminación de las zonas dañadas de la pieza dentaria. Este tratamiento se realiza bajo anestesia local.

    El odontólogo elimina el tejido dentro de la cámara pulpar y limpia todo tejido nervioso de los conductos radiculares. Esto se hace para eliminar el dolor de la pieza dañada y para quitar el tejido infectado. Consiste en la extirpación del tejido vital de la pieza, denominado “pulpa dental” (paquete de venas, arterias y nervio), contenido en su interior y que corre a lo largo de los conductos de las raíces dentales.

    La endodoncia representa un tratamiento de suma importancia para evitar la pérdida de las piezas seriamente dañadas y comprometidas, logrando de esa forma conservarlas en la boca una vez que han sido rehabilitadas, y que de otra manera tendrían que ser extraídas.

    • En las imágenes 1 y 2: las caries han llegado a la pulpa dental y es necesario eliminarla para limpiar la zona.
    • En las imágenes 3 y 4: una vez limpio, los conductos por donde se encontraba la pulpa se rellenan con diferentes materiales.
    • En la imagen 5: pasados los 6 meses, la infección de hueso comenzará a curarse.

  • Empastes

    Los empastes son de composite (fabricados con resina), un tipo de empaste estético con los que es posible reconstruir, enmascarar o disimular gran parte de los defectos dentales producidos por caries, manchas, fracturas, etc.

  • Limpieza dental o profilaxis

    La limpieza dental profesional, conocida también como profilaxis, es una técnica que se caracteriza por la utilización de instrumentos manuales o electromecánicos, que se encargan de limpiar la placa bacteriana en dientes y encías para obtener una sonrisa sana.

    Lo ideal es realizar el tratamiento cada 6 meses. La limpieza dental profesional es de carácter preventivo y puede beneficiarnos de muchas maneras, pero no será suficiente para combatir y erradicar la caries dental.

    Consiste en:

    • Eliminación del sarro dental por medio de ultrasonidos.
    • Pulido especializado con pasta abrasiva.
    • Aplicación de flúor.

  • Bruxismo

    El bruxismo es un hábito parafuncional y un acto involuntario donde se aprietan y rechinan los dientes, en forma rítmica o espasmódica, lo que puede provocar trauma oclusal (mordida). No existen causas específicas, pero el estrés y la ansiedad suelen aumentar mucho su aparición e intensidad.

    Existen varias teorías para explicar esta patología (oclusal, neurofisiológica y psicológica), en la que hay que tener en cuenta:

    • Estrés
    • Ansiedad
    • Personalidad
    • Tipo de dentadura
    • Posición durante el sueño
    • Contactos anómalos entre dientes de arcadas opuestas.

    La combinación de estos factores son los responsables de inducir al hábito de apretar y rechinar los dientes.

    Tratamiento del bruxismo

    El dolor es el síntoma por el que los pacientes suelen acudir a consulta. Este suele ser agudo y afectar a la articulación o los músculos de la masticación y puede irradiarse hacia la cara y el cuello.

    También es frecuente el trauma oclusal que se produce por un contacto anómalo sobre la superficie de un diente. Este puede producir un dolor muy agudo y acentuarse con la masticación o la percusión. El tratamiento (Férula de Michigan) consiste en un ajuste oclusal.

    El desgaste dental acentuado en el bruxismo produce la pérdida de esmalte y la exposición de dentina al medio exterior. Esta dentina es en ocasiones extremadamente sensible.

  • Periodoncia: gingivitis y periodontitis

    La periodoncia estudia la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y condiciones que afectan los tejidos que dan soporte a los órganos dentarios (encía, ligamento periodontal, cemento radicular y hueso alveolar), y a los sustitutos implantados, para el mantenimiento de la salud, función y estética de los dientes y sus tejidos adyacentes. Entre las enfermedades más comunes está la gingivitis y la periodontitis.

    Gingivitis: siempre tiene un origen bacteriano y se puede realizar su tratamiento. Las bacterias aparecen en forma de sarro mediante su acumulación en la encía de forma que genera una serie de complicaciones. El sarro no llega a profundizar aún por debajo de la encía y no hay pérdida de hueso. Si no se trata a tiempo puede derivar en una periodontitis.

    Signos más frecuentes de la gingivitis: el sangrado de las encías, tras el cepillado es el principal signo de alerta ante esta patología. Una encía sana no debe sangrar, en absoluto, después del cepillado.

    Importante para fumadores: en los fumadores este signo está enmascarado, es mucho menos probable que sangren las encías aún teniendo gingivitis, siendo en estos casos aún más importantes las revisiones periódicas del dentista.

    La gingivitis es reversible: mediante un tratamiento adecuado se pueden solucionar los problemas de gingivitis y evitar que puedan reaparecer. Si no se realiza este tratamiento puede agravarse y llegar a convertirse en periodontitis, con las complicaciones añadidas que ello supone.

    Tratamiento gingivitis leve y moderada

    Este tratamiento es realizado por el periodoncista y la higienista dental en una única sesión.

    Fases del tratamiento:

    • Elaboración de un diagnóstico preciso y detalles del tratamiento de gingivitis.
    • Instrucciones de higiene dental específicas para problemas de gingivitis: cepillos interproximales, hilo dental, cepillado dental manual y eléctrico, enjuagues bucales específicos, etc.
    • Sesión de una hora de limpieza bucal profesional o profilaxis que entre otros aspectos incluye:
      • Uso de ultrasonidos para combatir el sarro.
      • Pasta de profilaxis para aumentar los niveles de flúor, mejorar la limpieza y eliminar manchas.
      • Tiras interproximales para mejorar la higiene en los espacios interdentales y eliminar manchas entre diente y diente.